Llámenos (57) 315 570 4001

Limpieza tanques sépticos

Limpieza y mantenimiento de tanques sépticos. Succión, transporte y disposición final de lodos y aguas residuales en los sitios autorizados por las entidades ambientales.

Evite malos olores

Función de un tanque séptico

El tanque séptico (o pozo séptico) tiene por objeto resolver el problema de la disposición de las aguas residuales, provenientes de vivienda o instalaciones que estén situadas en lugares donde no hay servicios públicos como acueducto y alcantarillado. Periódicamente los sólidos no digeridos y asentados en el fondo de los tanques deben ser retirados, de no hacerlo ocasionarán obstrucciones y mal funcionamiento del sistema y de las unidades de tratamiento posteriores.

¿En qué le beneficia un mantenimiento?

1. Disminuye el riesgo de proliferación de brotes, infecciones y enfermedades en los seres humanos
2. Minimiza la carga contaminante a los cuerpos receptores.
3. Un mantenimiento preventivo ahorra dinero y prolonga la vida útil del sistema.
4. Evita la propagación de malos olores y taponamientos en sanitarios y lavamanos.

Bamocol le recomienda

Realizar por lo menos dos (2) veces al año la inspección del tanque, verificando el nivel del lodo

• Nunca disponga de la grasa u otro material no-biodegradable en el lavamanos, inodoro y en ningún sifón o desagüe.
• Para que el tanque séptico funcione correctamente evite que el sistema acumule grasas y lodos que impidan su normal funcionamiento, controlando los niveles de natas y lodos por medio de las verificaciones periódicas.
• Es necesario hacer remoción de natas cada seis meses y retiro de lodos cada año.